Conectar con tu centro

Cada ser humano tiene dentro dos dinámicas: el EGO y el ALMA. El ego está formado a partir de las heridas, ha venido a sanarse. El alma es la expression única , la autenticidad de lo que has venido a desarrollar aquí y ahora. La principal función del alma es despertar.
El despertar del alma, el despertar espiritual, de la consciencia, el autoconocimiento…es lo mismo, lo podemos llamar como queramos..el inicio del viaje. Cuando sentimos esa llamada, es importante aceptar el reto de seguir despertando, y lo hacemos a base de autoconocernos.
TU ESTADO DE CONSCIENCIA DETERMINA TU EXPERIENCIA, TU CAPACIDAD DE RESPONDER A ELLA Y TU CALIDAD DE VIDA.

Aprender a establecer conexión con nuestro centro es vital para mantenernos conectados con nuestra alma y por tanto con nosotros mismos constantemente.

Lo que vemos y conocemos nos resulta familiar, lo aceptamos y nos sabemos relacionar con ello, pero lo interior, lo intangible, lo que desconocemos…eso ya nos cuesta más de reconocer, aceptar y cuidar. La relación que mantenemos con esas partes intangibles es menos fluida y directa.
El objetivo de este curso es el de acompañaros en un viaje interior hacia el reconocimiento de quienes sois. Pero eso no significa escoger qué partes de vosotros vais a reconocer, sino que para crecer y expandirse hay que reconocer TODAS nuestras partes, las que nos gustan y las que no.

El CENTRO de un ser humano es donde habita su esencia, dónde se guarda su GRANDIOSIDAD, allí residen todas las respuestas, toda la sabiduría y el conocimiento adquiridos vida tras vida, toda la paz del universo, la divinidad en nosotros, EL TODO Y LA NADA, los principios de la creación, la semilla de todo.

Como seres humanos poseemos sombras, todas esas partes de nosotros ocultas en el inconsciente, y todas esas partes que preferiríamos desterrar para siempre. En esas sombras se encuentra la semilla de la potencialidad pura de cada ser humano. Pues detras de una sombra siempre hay una luz. Cada herida, cada límite, cada freno…es un potencial humano en igual proporción. No se puede crecer sin integrar todo lo que somos, no podemos recortarnos y pretender crecer. Se crece a partir de integrar.
La mayoría de las personas no saben que tienen un centro. No saben que tienen una interioridad que cultivar y expandir. No cultivan su conexión interior ni cuidan su diálogo interno.

 

Solicita más información

He leído y acepto los términos de privacidad.