Darse cuenta

Darse cuenta significa ser conscientes de las razones que inundan nuestra existencia. Es decir, volverse conscientes de porqué hacemos lo que hacemos, de dónde vienen nuestras reacciones ante situaciones o personas, qué emociones nos gestionan a diario, qué pensamientos provocan esas emociones y por tanto qué tipo de experiencia estoy creando y recreando.

Darse cuenta es conocerse, y al conocerse no hay mucho margen para echar balones fuera, para culpar o responsabilizar fuera de nada, pues te das cuenta que eres responsable de todo lo que ocurre en tu experiencia de vida.

Darse cuenta, implica muchas cosas, pero hay una en particular que es la que mantiene alejada a las personas de hacerlo, la responsabilidad.
Darse cuenta implica que nos volvemos responsables de nuestras actitudes, de nuestras emociones, de nuestras respuestas o reacciones y por tanto de nuestras vidas. Y solo la POSIBILIDAD DE SENTIR QUE SOMOS RESPONSABLES de todo…es una de las razones principales por las que la gente elige seguir durmiendo antes que comenzar a despertar. Las personas que deciden despertar, asumir y responder…me merecen mucho respeto.

 

Solicita más información

He leído y acepto los términos de privacidad.