Dejar de quejarse

Cada minuto de nuestras vidas es extremadamente valioso. La vida es un regalo y tenemos que vivirla plenamente.

Lo que mas consume nuestras vidas son todos esos momentos en los que nos quejamos, hacer las cosas refunfuñando, enfadarse con el ordenador, protestar cuando vas en coche, comentar los últimos chismes con los demás, lamentarse de los niños , suspirar, renegar, gruñir, lloriquear, refunfuñar…eso amarga nuestras vidas y es totalmente estéril.
Dos cuestiones fundamentales que iremos resolviendo en el taller:
* Si me he quejado, Qué me ha llevado a quejarme?
* Si no me he quejado, Qué he cambiado para conseguirlo?
¿ Habéis notado que muy a menudo nos quejamos para crear vínculos con los demás en torno a nuestras desgracias?

 

Solicita más información

He leído y acepto los términos de privacidad.