La autonomía personal está basada en lo que tengo no en lo que quiero.

Me ha costado darme cuenta de ese matiz en la co-creación de la realidad. Llevo mucho tiempo construyendo un proyecto muy potente enfocado en ayudar a las mujeres. Es algo en lo que creo mucho pero me estaba faltando mucha pasión…la energía se me estaba escapando y no había nada que hiciese que me la devolviera.

He estado en pausa un año, o un poco más. Lo he dejado todo porque sentía un bloqueo brutal que me llevaba al miedo. Y cuanto más miedo menos ilusión, pasión y confianza.

Y claro, así aparece la no coherencia y con ella, el caos, y para mi la coherencia es básica.

Nos preguntamos que porqué nos bloqueamos,  básicamente porque se produce una disonancia cognitiva, lo de dentro y lo de fuera no son la misma cosa, lo que siento y lo que hago no es lo mismo.

Este año y pico de bloqueo, de duda y miedo me llevó a volver a vivir una situación laboral que casi me asfixia por completo, y cuando ya no podía experimentar más apatía decidí pedir ayuda y la ayuda vino.

 

 

 

 

Gracias al despertar que me proporcionó esa ayuda tomé la decisión de empoderarme. Pero empoderarse en medio de una zona pantanosa y hostil es todo un desafío emocional.

Fue entonces cuando comprendí el significado de autonomía: “Desarrollar la visión nocturna; ser capaz de ver en la oscuridad”, y a mi me tocó resucitar mi poder en medio de una situación diseñada para desempoderarme…y lo conseguí!!!

 

 

A los dos días de haber empezado a empoderarme y tomar las riendas de mis sentimientos y emociones…la situación laboral se rompió completamente y fui libre…a cuadros me quedé…pero libre.

 

Y ¿Cómo te empoderas en esas circunstancias?, bueno las que ya lo habéis hecho sabéis la receta…tomando control de lo que sientes y piensas, piensas y sientes. Te plantas y te centras reconociendo tu propia imagen de ti misma y desahuciando la imagen que te quiere imponer esa situación o personas.

Es un entrenamiento brutal en auto centrarse constantemente. Esto sí soy yo vs esto no soy yo, de forma casi militar, sin permitir filtración alguna.

Como ves el poder de la autonomía reside en la resiliencia.

Y si te interesa saber qué hacer cuando ya no puedes más, te invito a leer este otro artículo!!!

A estas alturas podrías hacerte dos preguntas; ¿Qué tengo? y ¿Qué hago con lo que tengo?.

¿Qué tengo?

Lo primero de todo es ver lo que tengo, tomar consciencia de ello. Parece obvio ¿verdad?…bueno, yo acabo de darme cuenta de que tengo dos hijas, recursos económicos limitados y un proyecto de empoderamiento femenino en avanzado estado de gestación, y me he dado cuenta de que estaba segregando mi vida por tenerlo todo en habitaciones separadas..estaba compartimentando mi vida, y eso en si es una fuga de energía vital.

En mi caso mi reto es la integración de los diversos contenidos de mi vida, como es mi maternidad, mi matrimonio, mi cuidado personal, mis finanzas, etc, y sacar fuerza de eso en lugar de debilitarme por no tener integrada mi realidad.

 

Pero además he de aprender a integrar los aspectos de mi propio ser, todas las partes de mi personalidad unidas y no fragmentadas.

Por ejemplo, si estoy en medio de un artículo y me interrumpen…eso es parte de mi vida y lo puedo integrar como parte del ADN de mi trabajo, si estoy creando un curso y me acuerdo de las deudas que aún están pendientes de pagarse…lo integro como parte de mi fase de vida en vez de rechazarlo, porque al rechazarlo lo convierto en obstáculo.

 

Todo aquello que existe ahora mismo en tu vida y que rechazas, lo estás transformando en obstáculo sin saberlo, y empieza a pesarte, a frenarte y, finalmente, a bloquearte.

En cambio si decides integrarlo como parte de tu fase de vida, en lugar de ser un obstáculo se convierte en una fuente de información y recursos nuevos para ti. Visto así, los obstáculos son nuestros dones también, según los miremos desde arriba o desde abajo.

“Tus retos conscientes son tus dones ocultos”

 

¿Qué hago con lo que tengo?

Acepta esos obstáculos y encuentra la manera de hacer algo con ellos. Es la respuesta a la siguiente pregunta, darle propósito a mis obstáculos.

Por eso dije al principio que la autonomía está basada en lo que tengo y no en lo que quiero, porque yo quiero tener un espacio grande ya, con un ordenador muy potente ya…pero lo que tengo ahora mismo es mi casa y un portátil lento…bueno, pues eso es lo que tengo y cuanto antes lo integre antes averiguaré cómo hacerlo funcionar, cómo darle propósito.

 

Esto no quiere decir que no sueñes con lo que quieres, lo que quiere decir es que no dejes que ese soñar te paralice.

La realidad que tenemos ahora es esta, usémosla en nuestro beneficio no en nuestra contra.

Si necesitas estímulo, búscalo, si necesitas motivación, búscala, pero no te permitas bloquearte porque ahora no tienes lo que quieres, ahora tienes lo que tienes y es hora de hacer algo con ello.

 

Esa es la autonomía de las mujeres ALFA.

Dejar la lucha elimina a los enemigos (obstáculos) de golpe, y sella fugas energéticas.

Mi vida es mi reino y todo lo que hay en ella me pertenece.

Elvira

1
×
Hola, dime en qué puedo ayudarte y en breve te responderé. Gracias