Yo creo y vivo desde la LEY DE ATRACCIÓN POR VIBRACIÓN. Sé que atraemos aquello que somos a través de las señales que enviamos constantemente al exterior.

¿Qué tipo de señales envías en tu día a día?

Para realizar este ejercicio hazte con un cuaderno nuevo. La finalidad es la de ser un entrenamiento diario y crear un hábito que incluye: toma de consciencia, posicionamiento consciente en una nueva aptitud, desarrollar e integrar la gratitud diariamente para subir la vibración y transformar la calidad de cosas, personas y experiencias hacia la abundancia y prosperidad.

 

Durante una semana intensiva, vas a parar 2 veces al día, una nada más levantarte y otra justo antes de acostarte, vas a tomar tu cuaderno y vas a anotar las razones por las que hay gratitud en tu vida.

 

Si eres una persona con tendencia victimista o negativa, te va a resultar muy retante esta práctica, porque la costumbre de tu rutina diaria va en dirección contraria. No te agobies, es una cuestión de entrenarte diariamente a encontrar esas joyas en tu vida por las que sabes que has de agradecer.

“Hasta la vida más “aparentemente miserable” merece ser vivida con gratitud, y la gratitud aporta dignidad”.

 

La costumbre de vivir en el victimismo o la negatividad nos obliga a llevar unas gafas con unos filtros que sólo dejan pasar aquellas experiencias que coinciden con los filtros de negatividad y victimismo…todo lo demás se vuelve invisible.

 

 

 

Trabajarte la gratitud te va a posicionar, progresivamente, en el presente, en lo que ya tienes, en lo que ya has alcanzado, en lo que has conseguido dejar atrás, en lo que ya has conseguido ver y hacer. La gratitud no tiene se foco en el camino que aún tenemos por recorrer, se centra en el camino que ya hemos recorrido.

 

La gratitud trabaja desde la sencillez, desde despertar la capacidad de ver en vez de sólo mirar, pues los grandes cambios en nosotros vienen de sucesos pequeños, sencillos, cotidianos, que no hacen ruido al suceder, que hay que agacharse un poquito para acercarnos a ellos y poder verlos.

 

 

Desde la gratitud te das cuenta de que los grandes éxitos se alcanzan a través de pasos sencillos, de decisiones importantes tomadas en días cotidianos.

Tan sólo entrando en esta práctica humilde a diario, sin más expectativa que la de alcanzar la paz, los límites impuestos en la creación de tu mundo por tí, empiezan a expandirse, dando paso a lo que conocemos como abundancia. Porque las señales que has estado enviando al exterior han sido mensajes de : “Lo tengo todo” , porque habrás estado enfocando tu visión y tu atención en todo lo que tienes, y no en lo que aún no has conseguido.

 

Tu yo de hoy tiene muchas de las cosas que tu yo de ayer quería alcanzar. No lo olvides. Tú eres hoy la abundancia que ayer soñabas.

 

La abundancia también es entrega, ¿a qué y a quién te entregas?. Y la abundancia es dejar que otros te entreguen, sin limitar su derecho a dar abundancia, para que ésta, también fluya a través de ellos.

Y desde ahí colaboras irremediablemente con la abundancia que atraes hacia ti, a través de la vibración de la gratitud.

 

 Life Coach.

Comparte libremente dando crédito a la autora.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This