Sesiones

Trabaja conmigo

COMO COACH, ACOMPAÑO A MIS CLIENTES A DEFINIR LOS CAMBIOS QUE NECESITAN HACER, A TRANSFORMARSE EN QUIENES QUIEREN SER, Y A ALCANZAR CUALQUIER META QUE SE PROPONGAN.

Cualquier persona puede realizar cambios importantes y efectivos en sus vidas, pues todos tenemos dentro aquello que necesitamos. Sin embargo, en determinadas ocasiones, nos puede resultar complicado ver las formas de conseguirlo, porque nos encontramos demasiado sumergidos en nuestros bloqueos, y ésto, nos impide ver con claridad y nos detiene a la hora de tomar acciones.

Un proceso de coaching consiste en acompañar a la persona que quiere llevar a cabo estos cambios, impulsándole a conseguirlo.

¿Cómo puedo ayudarte en un PROCESO DE COACHING?

Mi trabajo como coach consiste en FACILITARTE EL ENCUENTRO CONTIGO MISMO. Eso quiere decir que, a través de las conversaciones y las preguntas, tú mismo-a sacarás el potencial que tienes dentro para transformar de forma efectiva cualquier ámbito de tu vida.

Hay que tener claro que el coaching se diferencia de la terapia en algunos aspectos. Principalmente  no trabaja con el pasado sino con el presente para alcanzar un futuro deseado. No se trabaja con la herida, tan sólo como referente, se trabaja con las partes sanas del cliente, pues es desde LA LUZ que podemos realizar cambios en nuestras heridas.

Un proceso de coaching consta de varias sesiones. Según el coach pueden ser 3 o pueden ser 10 sesiones, no hay un regla fija. Y Cada sesión tiene alrededor de una hora de duración.

 

Al inicio del proceso se acompaña al cliente (coachee) a definir el objetivo = QUÉ QUIERE CONSEGUIR. Una vez definido éste punto, se trabaja sobre el plan de  acciones = CÓMO, CUANDO, DÓNDE.

Es importante aclarar que, para que un objetivo sea “trabajable”, tiene que depender del cliente en un 100%.

El plan de acciones puede durar todo el grueso de las siguientes sesiones. Hasta conseguir la meta.

Gracias al proceso de coaching podemos llegar a trabajar heridas y sanarlas sin llegar a tocar los temas a fondo. Otras veces lo que inicialmente nos parecía un objetivo importante, gracias al proceso profundo de  DESCUBRIEMIENTO PERSONAL que te aporta el coaching, puedes llegar a cambiar completamente el rumbo de tus objetivos en la vida. Pues te das cuenta de cosas que  antes no sabías. El coaching saca TODO EL POTENCIAL CONOCIDO Y DESCONOCIDO del cliente.

El PROCESO DE COACHING, es principalmente transformador. Buscando alcanzar una meta, te llevas de regalo sorpresa que te encuentras a tí mismo y a tu verdadera esencia.

COMO COACH, ACOMPAÑO A MIS CLIENTES A DEFINIR LOS CAMBIOS QUE NECESITAN HACER, A TRANSFORMARSE EN QUIENES QUIEREN SER, Y A ALCANZAR CUALQUIER META QUE SE PROPONGAN.

Cualquier persona puede realizar cambios importantes y efectivos en sus vidas, pues todos tenemos dentro aquello que necesitamos. Sin embargo, en determinadas ocasiones, nos puede resultar complicado ver las formas de conseguirlo, porque nos encontramos demasiado sumergidos en nuestros bloqueos, y ésto, nos impide ver con claridad y nos detine a la hora de tomar acciones.

Un proceso de coaching consiste en acompañar a la persona que quiere llevar a cabo estos cambios, impulsándole a conseguirlo.

¿Cómo puedo ayudarte en un PROCESO DE COACHING?

Mi trabajo como coach consiste en FACILITARTE EL ENCUENTRO CONTIGO MISMO. Eso quiere decir que, a través de las conversaciones y las preguntas, tú mismo-a sacarás el potencial que tienes dentro para transformar de forma efectiva cualquier ámbito de tu vida.

Hay que tener claro que el coaching se diferencia de la terapia en algunos aspectos. Principalmente  no trabaja con el pasado sino con el presente para alcanzar un futuro deseado. No se trabaja con la herida, tan sólo como referente, se trabaja con las partes sanas del cliente, pues es desde LA LUZ que podemos realizar cambios en nuestras heridas.

Un proceso de coaching consta de varias sesiones. Según el coach pueden ser entre 8 y 10 sesiones, pueden ser alguna más o alguna menos. Yo trabajo con el formato de 10 sesiones. Cada sesión tiene alrededor de una hora de duración.

 

Durante las primeras sesiones se acompaña al cliente (coachee) a definir el objetivo = QUÉ QUIERE CONSEGUIR. Una vez definido éste punto, se trabaja sobre el plan de  acciones = CÓMO, CUANDO, DÓNDE.

Es importante aclarar que, para que un objetivo sea “trabajable”, tiene que depender del cliente en un 100%.

El plan de acciones puede durar todo el grueso de las siguientes sesiones. Hasta conseguir la meta.

Gracias al proceso de coaching podemos llegar a trabajar heridas y sanarlas sin llegar a tocar los temas a fondo. Otras veces lo que inicialmente nos parecía un objetivo importante, gracias al proceso profundo de  DESCUBRIEMIENTO PERSONAL que te aporta el coaching, puedes llegar a cambiar completamente el rumbo de tus objetivos en la vida. Pues te das cuenta de cosas que  antes no sabías. El coaching saca TODO EL POTENCIAL CONOCIDO Y DESCONOCIDO del cliente.

El PROCESO DE COACHING, es principalmente transformador. Buscando alcanzar una meta, te llevas de regalo sorpresa que te encuentras a tí mismo y a tu verdadera esencia.

Metodología de trabajo

 

Se realiza una primera sesión donde se plantean todas las cuestiones y se define el objetivo. Las siguientes sesiones se realizan en función del plan de acción diseñado, pero suelen ser o semanales o quincenales.

Entre sesiones se sigue el acompañamiento vía email, osea, que el cliente está permanentemente acompañado. Las sesiones no tienen formato fijo, pudiendo ser presenciales, telefónicas o vía Skype, según la necesidad.

Algunos objetivos requieren de un proceso de larga duración, o el cliente quiere contratar un coach para que le acompañe en un proceso de cambio de largo plazo, o para trabajar varios objetivos. 

Desde el inicio del proceso hasta el final, se trabaja el objetivo, se elabora el plan o los planes de acción y se establecen los plazos de trabajo, todo

dirigido a conseguir la meta.

¿Te estás planteando si esto es lo que estás buscando?.

Deja que te aclare algunas cosas:

  • El PROCESO DE COACHING funciona igual que un antibiótico. Si comienzas el tratamiento y no lo acabas, terminas volviendote inmune a la ayuda. Necesitas realizar el proceso de principio a fin, para poder obtener el resultado deseado. Probar unas sesiones y dejarlo a la mitad no te va a aportar grades resultados.

 

  • El coaching no es una terapia, es un ENTRENAMIENTO DE EMPODERAMIENTO PERSONAL Y DESCUBRIMIENTO DE RECURSOS. A diferencia de las terapias, la ayuda no viene de fuera, sino que viene de dentro, y como se realiza a través de la experiencia, es PERMANENTE, nunca pasajera. RECURSO INTEGRADO, RECURSO QUE SE QUEDA.

 

  • Realizar este entrenamiento personal requiere un COMPROMISO por igual entre el coach y el coachee (cliente). Yo me comprometo a acompañarte en todo momento, y tú te comprometes a seguir la ruta y el plan hasta el final.

 

 

PROCESO ESTÁNDAR

Este método consta de:

  • 3-10 sesiones, cada dos semanas, de 1 hora.
  • FORMATO: Presencial, telefónico, Skype.
  • SOPORTE entre sesiones vía email.

 

PROCESO ANUAL

Este método consta de:

  • 2 sesiones mensuales de 1 hora de duración.
  • FORMATO: Presencial, telefónico y Skype.
  • SOPORTE entre sesiones vía email.
  • 24 sesiones al año.

SESIONES SUELTAS

Este método es para:

  • Consultas puntuales, en las que no se requiere un seguimiento ni un proceso completo.
  • FORMATO: Presencial, telefónico, Skype.

Solicita información rellenando el siguiente formulario

He leído y acepto los términos de privacidad.