NO PIERDAS EL TIMÓN

por | 8-septiembre-2016 | CRECIMIENTO PERSONAL | 6 Comentarios

La emoción es anterior al pensamiento. El pensamiento es el resultado de una emoción, de la índole que sea. La emoción es abstracta para la mente, y por esa razón creemos que son los pensamientos los que generan emociones. Pero, a su vez, un pensamiento generado por una emoción, retroalimenta a ésta, entrando en un círculo vicioso inconsciente.

Hace mucho que no cuento historias personales, aquí os dejo una anécdota que ilustra éstas palabras:

Me desperté una mañana desilusionada en general. La desilusión me causaba malestar en mi estado de ánimo, pesadumbre, etc…por supuesto empecé a generar todo tipo de pensamientos negativos y victimistas.

No pierdas el timón

A eso de media mañana, sin ninguna razón, sin que aconteciese nada en particular…me empezó a cambiar el estado de ánimo a positivo y optimista. Empecé a sentir como mi cuerpo físico se fortalecía, mi cansancio iba desapareciendo y la ilusión por mis proyectos (que siempre tengo 3 o 4 a la vez jajaja) volvía y aumentaba. Así, de pronto.

Estuve perfectamente un día y medio. Al siguiente día me pasó lo mismo pero a la inversa. El día comenzó pacíficamente (emocionalmente hablando), y a eso del medio día, sin ningún encuentro, ningún hecho, nada, empecé a notar como me invadía una cierta tristeza, un sentimiento de frustración y acto seguido, mi cansancio físico volvió, y comencé a invadir mi mente de pensamientos negativos, que a su vez atraían a otros…y así me iba de viaje por historias del pasado o fantasías hipotéticas del futuro.

Pero en toda esa experiencia hubo “algo” que era diferente a todas las otras veces en las que, muy probablemente me había pasado esto, y es que ME DÍ CUENTA.

Ni cuando entré en el estado de positividad ni cuando entré en el estado de negatividad “perdí el timón”. Y ¿Qué es el timón?, es la consciencia aquí y ahora, es darse cuenta de lo que está pasando, es entrar en el auto conocimiento.

No perdí el timón, por lo tanto ese darme cuenta me mantuvo firme en mi consciencia de lo que me estaba pasando. Sino hubiese estado presente, el día positivo me habría comido el mundo y el negativo..el mundo me habría comido a mi.

Mantenerse en la línea del medio. No dejar que las emociones te embriaguen y te saquen de tu centro llevándote a alucinógenas realidades paralelas. Y, cuidado, no me malinterpretéis, no estoy diciendo que controléis lo que sentís, no…que lo SIENTAS CON CONSCIENCIA, que te des cuenta de lo que está pasando, para que lo que está pasando no se apodere de ti.

Cada vez que las emociones afloren, que lo hacen, date cuenta, no sueltes el timón, siente sin soltarte del timón del darse cuenta…y verás que no suceden altos y bajos espectaculares y dramáticos. Poco a poco las emociones que vas sacando para neutralizar van perdiendo fuerza…

NOTA: Si te ha gustado el artículo tienes total libertad para compartirlo, pero por favor, no alteres ni su contenido, ni el título, ni las imágenes, ya que han sido seleccionadas por vibración y también tienen su alma y sentido. Respeta mi trabajo y recibe mi gratitud por comprenderlo.

Otras entradas que te gustarán
Si te ha gustado, comparte. ¡Gracias!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this pageShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0