Trabaja conmigo

¿Es tu FELICIDAD tu prioridad?

Qué pregunta tan sencilla…y parece tan obvia la respuesta….Te sorprendería saber que, aunque la respuesta sería que SI, en realidad el 90% del tiempo es NO.

¿Sabes la razón?

Nuestros saboteadores internos están muy acomodados en la zona victimista de confort, y nos dan montones de razones por las que seguir ahí situados. Y la intención del saboteador es buena, pues lo que hace es atender a nuestros miedos a través de mantenernos quietos, bloqueados, para que no tengamos que exponernos al fracaso, a la decepción, al dolor…..pero también al CAMBIO Y LA TRANSFORMACIÓN.

La felicidad se ha convertido en algo tan abstracto, que muchas personas no saben dónde reside la suya, qué ingredientes la componen y, lo mejor de todo, no saben que tienen el acceso directo a ella.

Cuando pregunto en mis sesiones ¿con qué estás comprometido-a? las personas no saben responder. No es algo que se hayan planteado alguna vez y, mucho menos a diario.

El compromiso de una persona es su prioridad. Las prioridades las practicamos a diario. Es algo a lo que dedicamos cierta fracción de nuestro tiempo, atención y cuidados diarios.

Cuidar de nuestra área de felicidad no es algo que atendemos sólo cuando me agoto de tanta infelicidad…Debería ser el compromiso número 1 de nuestra vida cotidiana. Una medida preventiva ante la depresión, la ansiedad, el estrés y el abandono a uno-a mismo-a.

Para que tu FELICIDAD sea tu prioridad tienen que pasar cosas:

  • Estar dispuesto-a a invertir DEDICACIÓN DIARIA a practicar para integrar cambios en tu rutina. Estos cambios evidentemente van a ser NUEVOS y DIFERENTES a lo que estás acostumbrado-a. Por lo que ten presente que tu saboteador interno va a salir a intentar mantenerte exactamente donde estás ahora mismo.
  • De igual manera que inviertes parte de tu economía en el cuidado de tu alimentación, tu vestuario, tu salud física, tu educación, tus “vicios” (que también los hay y los atendemos) y tu imagen, has de estar dispuesto-a a invertir en tu FELICIDAD.
  • Darte cuenta de que TE QUEJAS pero en lugar de buscar razones para el SI encuentras excusas para el NO. ¿Quién es responsable de esa decisión: el mundo, los políticos, Dios…o tú?

* Aclaración importante: Life Coaching no es una terapia de psicología, por lo tanto no se trabajan ningún tipo de trastorno psicológico, psiquiátrico, ni patologías de ningún tipo. Para eso es necesaria la intervención de un profesional de la salud.

SIENDO REALISTA, RESPÓNDETE A ESTAS PREGUNTAS:

¿Cuánto tiempo DIARIO dedicas al aseo íntimo, al afeitado, a la rutina de depilación, cremas, tintes?

¿Cuánto tiempo  DIARIO dedicas al ejercicio, a la salud física, yoga, pilates, estiramientos, correr?

¿Cuánto tiempo DIARIO  dedicas al aseo de la casa: hacer camas, limpiar polvo, barrer, fregar?

¿Cuánto tiempo DIARIO dedicas a ir a comprar, a hacer de comer, a sacar a la mascota, a atender a tus hijos?

¿Cuánta inversión económica y de tiempo te requieren éstos cuidados?, ¿cuánto tiempo diario dedicas a cuidar de los ingredientes de tu felicidad?, ¿Te has cuestionado cuáles son esos ingredientes?

A diario veo y oigo a personas que responden a estas preguntas y el resultado de esas respuestas les indica claramente dónde está su compromiso real. Antes de analizarse creían que era su felicidad, pero después del análisis comprenden que es su saboteador interno el que las mantiene atrapadas en un círculo vicioso, en el que nada va a cambiar, sino empiezan a transformar sus prioridades de verdad.

Hoy en día existen multitud de terapias y acompañamientos. Yo elijo Life Coaching porque nadie hace el trabajo por ti, lo haces tú. Nadie te dice quién eres, lo dices tú. Es una herramienta empoderante, pero tiene un pero. No es magia, es trabajo personal. Es para valientes, por eso no es para todo el mundo.

Life Coaching no son sesiones de terapia, son PROCESOS. ¿Qué significa eso?, que para que funcione hay que respetar y cuidar ese proceso. Que tiene un tiempo y un tempo, que los resultados no aparecen por arte de magia sino por arte de persistencia, dedicación y entrenamiento DIARIOS durante, como mínimo 2 meses de trabajo semanal.

Para poder obtener resultados permanentes, el proceso de coaching ha tener una duración de un mínimo de dos meses hasta más de un año, dependiendo del proyecto personal y de la cantidad de bloqueos.

Si una vida puede llegar a durar casi 100 años, ¿invertir de dos a doce meses de ella en tu FELICIDAD ¿te parece mucho?

Te lanzo otra pregunta poderosa y tú decides siempre:

¿TE QUEDAS DONDE ESTÁS O TE VIENES AL CAMBIO?

Elvira López del Prado

Life Coaching

COMO COACH, ACOMPAÑO A MIS CLIENTES A DEFINIR LOS CAMBIOS QUE NECESITAN HACER, A TRANSFORMARSE EN QUIENES QUIEREN SER, Y A ALCANZAR CUALQUIER META QUE SE PROPONGAN.

Cualquier persona puede realizar cambios importantes y efectivos en sus vidas, pues todos tenemos dentro aquello que necesitamos. Sin embargo, en determinadas ocasiones, nos puede resultar complicado ver las formas de conseguirlo, porque nos encontramos demasiado sumergidos en nuestros bloqueos, y ésto, nos impide ver con claridad y nos detine a la hora de tomar acciones.

Un proceso de coaching consiste en acompañar a la persona que quiere llevar a cabo estos cambios, impulsándole a conseguirlo.

¿Cómo puedo ayudarte en un PROCESO DE COACHING?

Mi trabajo como coach consiste en FACILITARTE EL ENCUENTRO CONTIGO MISMO. Eso quiere decir que, a través de las conversaciones y las preguntas, tú mismo-a sacarás el potencial que tienes dentro para transformar de forma efectiva cualquier ámbito de tu vida.

Hay que tener claro que el coaching se diferencia de la terapia en algunos aspectos. Principalmente  no trabaja con el pasado sino con el presente para alcanzar un futuro deseado. No se trabaja con la herida, tan sólo como referente, se trabaja con las partes sanas del cliente, pues es desde LA LUZ que podemos realizar cambios en nuestras heridas.

Un proceso de coaching consta de varias sesiones. Según el coach pueden ser entre 8 y 10 sesiones, pueden ser alguna más o alguna menos. Yo trabajo con el formato de 10 sesiones. Cada sesión tiene alrededor de una hora de duración.

Durante las primeras sesiones se acompaña al cliente (coachee) a definir el objetivo = QUÉ QUIERE CONSEGUIR. Una vez definido éste punto, se trabaja sobre el plan de  acciones = CÓMO, CUANDO, DÓNDE.

Es importante aclarar que, para que un objetivo sea «trabajable», tiene que depender del cliente en un 100%.

El plan de acciones puede durar todo el grueso de las siguientes sesiones. Hasta conseguir la meta.

Gracias al proceso de coaching podemos llegar a trabajar heridas y sanarlas sin llegar a tocar los temas a fondo. Otras veces lo que inicialmente nos parecía un objetivo importante, gracias al proceso profundo de  DESCUBRIEMIENTO PERSONAL que te aporta el coaching, puedes llegar a cambiar completamente el rumbo de tus objetivos en la vida. Pues te das cuenta de cosas que  antes no sabías. El coaching saca TODO EL POTENCIAL CONOCIDO Y DESCONOCIDO del cliente.

El PROCESO DE COACHING, es principalmente transformador. Buscando alcanzar una meta, te llevas de regalo sorpresa que te encuentras a tí mismo y a tu verdadera esencia.

LIFE COACHING

         

con Elvira

 

 

 

 

¿Cómo trabajo?

Casi todo en esta vida forma parte de un proceso, y los nudos que vamos creando también. Por eso mi forma de trabajar es a través de paquetes de sesiones. En pocas ocasiones se resuelve un nudo en una sesión, y a través de mi experiencia he comprobado que, sin el compromiso vuestro y la constancia no se llega muy lejos.

Trabajaremos en paquetes de 3 sesiones hasta que consigas tu objetivo.

Aún así tienes la opción de hacer sesiones sueltas si consideras que no necesitas un proceso.

 

 

 

La sesión

 

El formato de las sesiones lo eliges tú. Puede ser presencial, por teléfono o por video conferencia.

Cada sesión tiene una hora de duración aproximadamente. Te recomiendo que te traigas un cuaderno y boli para anotar ideas fuerza que te puedan surgir durante la misma.

TRABAJO CON PROCESOS DE 3 SESIONES.

Recomiendo no tardar mucho, tras cada sesión, para «vaciar» todo el contenido que habéis obtenido, en el cuaderno. Además, a través de la escritura anclamos el trabajo, y evitamos que se difumine en la memoria.

Yo, por mi parte, voy tomando notas también, porque al final de cada sesión, recibirás mi resumen de la sesión, para que lo unas al tuyo y así tener un extracto completo de lo trabajado.

 

 

 

Entre sesiones

 

El trabajo más importante es el que haces tú entre sesiones, porque es donde está la acción. Al final de cada sesión proponemos lo que se denomina plan de acción, que no es más que las cosas que necesitas hacer para realizar tu transformación o para alcanzar tu meta.

Tendrás soporte vía email, o vía WhatsApp en caso de urgencia. Estaré accesible para cualquier duda, consulta o atasco que pudieras tener, relacionado con nuestro proceso.

 

 

 

Al terminar el proceso

 

Una vez el proceso concluya, te enviaré tu ebook, un cuaderno en formato pdf con todos los contenidos de las sesiones, más los resultados de cada plan de acción y otras cosas que ya te explicaré en detalle cuando trabajes conmigo.

 

* Antes de agendar conmigo, por favor, visita las condiciones de contratación

Accede a los testimonios de mis clientes

Aqui

1
×
Hola, dime en qué puedo ayudarte y en breve te responderé. Gracias